EL MANUAL DE LAS HADAS
 
  QUIEN SOY?
  LOS ANGELES
  LOS COLORES
  METAFISICA
  VELOMANCIA
  NUMEROLOGIA
  LOS SIGNOS DEL ZOODIACO Y EL AMOR
  LAS RUNAS
  EL TAROT
  LIBROS GRATIS
  => LOS GRUPOS SANGUINEOS Y SU ALIMENTACION
  => LA VACA o como vencer la mediocridad
  => EL TERCER OJO - T L Rampa
  => EL CAMINO DE LA AUTODEPENDENCIA
  => parrafo de OYE DIOS , ES HORA DE DESPERTAR
  RITUALES
  GEMAS (El uso de los cristales)
  FRASES Y REFLEXIONES
  TALISMANES , AMULETOS Y BUENAS ONDAS
  BUDISMO
  AMIGOS
  Noticias
parrafo de OYE DIOS , ES HORA DE DESPERTAR

¿AÚN NO HAS SUFRIIDO SUFIICIIENTEMENTE? ES HORA DE DEJARLO IIR

¡El Sufrimiento es Algo Bueno,

es Hora de Dejarlo Ir!

A veces sufrir es algo bueno porque llega un punto donde te dices a ti mismo: "Suficiente. ¡No más! No quiero

más esta agonía y este dolor". Cada semana oigo los dramas de tantas personas, y es increíble, entiendo

todos y cada uno de ellos porque los he vivido todos en el pasado. Escucho cada drama concebible en este

mundo, lo juro, y es como si me estuviera gritando a mí misma: "Es tan claro, tan simple todo esto. Es hora de soltar".

Cuando busco afuera de mí misma, esperando encontrar felicidad duradera, paz o amor, siempre me voy a decepcionar. No hay felicidad duradera ni consistente, o paz, o amor, fuera de mí. Yo soy la fuente de mi propia

miseria o felicidad y es mi elección la que experimento en cada momento. Qué elección: miseria y sufrimiento,

por un lado, o felicidad, alegría, amor, y paz por el otro. Para poder experimentar paz, alegría y amor duraderos a mi alrededor, primero tengo que estabilizarlos

dentro de mí, por mí misma. Mi mundo está en constante cambio y cuando yo trato de aferrarme a algo o a alguien empiezo a crear dolor, no sólo para mí, sino también para la persona a la cual me estoy aferrando.

Solía ir a flotar en neumático a un gran río cercano a mi casa. Solía sentarme en un neumático grande y flotar río abajo, disfrutando de los pájaros cantando, la vista y la naturaleza. Mientras permitía que el neumático

flotara junto con el río, todo estaba bien. Era una experiencia siempre cambiante. A veces el nivel del río estaba alto y caudaloso por las fuentes lluvias; otras veces estaba bajo y la corriente fluía suavemente. Pero un día la corriente del río estuvo particularmente fuerte y yo me asusté al ir tan rápido, entonces me agarré de una rama que colgaba cerca de la orilla para reducir la velocidad y casi me vuelco. En ese momento, mi vida pasó delante de mis ojos y comprendí que tratar de frenar o aferrarme a algo en la orilla me causaría dolor y sufrimiento. Caer al río en ese momento hubiera sido muy peligroso y hubiera podido ahogarme.

De la misma manera, cuando me aferro a algo o alguien en mi vida, siempre experimento dolor y sufrimiento,ya sea desde un principio o posteriormente. Soltar es tan liberador y agradable; nunca sé lo que hay a la vuelta de la esquina en el río de mi vida: una piscina grande y calmada, rápidos, o una caída de agua, todo es para mi placer y mi alegría. Seguir la corriente del río de la vida es una aventura, así que yo circulo con ella, sin arrepentirme por la manera en que pasé por las últimas corrientes o a preocuparme por lo que hay en la próxima esquina, sino disfrutando totalmente lo que tengo aquí y ahora. Ahí es donde está el poder,ahí es donde está la libertad. Todo está en el Ahora.

El sufrimiento ha sido algo bueno para mí porque llegué a un punto en que sentí que ya había sido suficiente,ya había sufrido suficientemente y no podía seguir padeciéndolo. No podía seguir dependiendo de otros y de cosas para sentirme segura o amada. Deseaba libertad absoluta y cuando ya había gritado suficientemente fuerte y por suficiente tiempo, el universo finalmente me respondió.

Tenía una familia, tenía amigos, una propiedad hermosa frente al mar, un negocio exitoso con muchos empleados, más dinero del que yo podía gastar, un perro que me amaba, y un compañero al que yo amaba pero que no se comprometía conmigo. Era atractiva y tenía éxito, según los estándares del mundo, pero estaba vacía y tenía miedo. Miedo a la pérdida, miedo al abandono, miedo al fracaso, y miedo a tomar decisiones equivocadas.

Es tan simple permanecer en el momento presente y permitir que todo y todos fluyan alrededor mío y a través de mí. Siento un amor y una paz tan grandes que es a veces abrumador. No encuentro las palabras para describírtelo ni a ti ni a nadie: es simplemente indescriptible. No siento ningún miedo mientras esté en el momento presente. No siento resistencia, ni miedo al futuro, ni miedo a si me aman o no me aman, ni miedo de lo que puedo estar haciendo el próximo mes, ni miedo de encontrar a alguien en especial para amar y para que me ame, ni miedo de agradar a alguien. Soy la fuente de todo amor, y eso sigue burbujeando dentro de mí. Lo comparto libremente con cualquiera y con todos en mi espacio.

Hemos sido tan condicionados y programados para buscar la felicidad y el amor afuera de nosotros mismos,pensando que esto o aquello nos hará felices y siempre nos decepcionamos. Pensamos: "Bueno, de pronto la próxima relación funcionará, simplemente necesito encontrar a la persona adecuada". ¡Qué ridículo! ¡Yo soy esa persona! Ahora encuentro todo bastante cómico pues sé que todo lo que necesito hacer es amarme incondicionalmente y sin juzgarme.

Fue mientras escuchaba a tantas personas expresar sus experiencias que esto se volvió perfectamente claro para mí: todos piensan que la felicidad verdadera y duradera está en otra persona o en otra cosa, siempre afuera de uno mismo. "Si él/ella me amara yo sería feliz." "Estábamos tan enamorados, si él/ella no se hubiera muerto, seguiría siendo feliz." "Si yo tuviera más dinero, podría ser feliz." "Si yo tuviera una casa más grande o más bonita, podría ser feliz." "Si yo tuviera hijos, sería feliz." Y sin embargo, eso que perseguimos tan insistentemente (ser amada/o, ser feliz o exitoso/a) es lo que usualmente nos trae más dolor.

Buscamos con insistencia fuera de nosotros mismos la felicidad, el amor y la paz. Eso es lo más frívolo que alguien puede hacer, pensar que una nueva relación, una carrera exitosa, más dinero, más poder, hijos hermosos, una familia amorosa o cualquier cosa fuera de nosotros nos va a traer felicidad duradera, amor y paz. En el corto plazo estas cosas nos pueden traer felicidad, pero eventualmente la felicidad desaparece.

Todo aquello que está fuera de ti mismo, incluyendo tu cuerpo, te puede ser arrebatado; en realidad, la mayoría

de las cosas que nosotros deseamos nos traen miseria y descontento porque no importa cuántas cosas maravillosas tengamos en nuestras vidas, siempre nos enfocamos en lo que no tenemos o lo que podemos perder, y ésta es la locura más grande.

Cuando era joven y tenía poco dinero, creía que cuando tuviera mucha plata y poder sería feliz y experimentaría la libertad total. Trabajé muy duro durante mi vida para amasar una pequeña fortuna, tenía cincuenta empleados y estaba encargada de tres mil hombres en una planta de refinamiento de gas muy grande. Finalmente tenía el poder y el dinero que siempre había buscado con desesperación. Eventualmente hice más dinero del que podía gastar y tenía muchas posesiones hermosas. Lo cómico era que, cuanto más dinero hacía, más me preocupaba por perderlo y realmente no estaba experimentando la verdadera libertad porque tenía que seguir trabajando largas horas para mantener mi estilo de vida.

Puedo vivir en perfecta armonía con todo el mundo porque soy capaz de ser perfectamente feliz sin nadie. Ya no estoy tratando de llenar ese vacío persistente. No necesito a nadie para que me haga feliz. No necesito nada para que me haga feliz. Ninguna cantidad de dinero, ninguna cantidad de salud, ni mi familia, ni mis amigos, ni mis hijos ni mi amante me pueden hacer feliz o hacerme sentir amada. Es casi cómico para mí mirar atrás y ver el camino por el cual me he tambaleado durante toda mi vida. Yo era feliz y pensaba que si encontraba a alguien especial eso haría mi vida completa, más llena. ¡Qué tonta fui!, pero qué increíble ha sido el camino. Ahora, me puedo relacionar con otros que están haciendo lo mismo y puedo compartir mi experiencia con ellos con la esperanza de sacarlos de su miseria y de los huecos en los que han caído.

¡Oye Dios, es hora de despertar! ¡Es hora de despertar a la verdad de quien realmente eres!

Busca el cielo y

Te daré una estrella

Busca la grandeza

De quien eres

Todo lo que necesitas saber

¡Es que te amo tanto!

El Amor es un regalo que te doy

Compártelo en todo lo que hagas

Y no dudes

Es inagotable

Sólo tu puedes decidir

Lo que quieres de la vida

Sólo tu puedes decidir

Quien quieres ser

En esta vida

La vida es un fabuloso misterio

Busca la verdad y verás

Que tu guía está muy dentro de ti

Busca la belleza en todo lo que soy

Es un reflejo que tú ves

Y deja ir al miedo, para que puedas crecer

Sólo tu puedes decidir

Lo que quieres de la vida

Sólo tu puedes decidir

Quien quieres ser En esta vida.

 
   
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=